ARTRITIS

ARTRITIS

Es la inflamación de una o más articulaciones, que genera dolor, rigidez, calor en el área articular, esta, si no es tratada a tiempo o de forma adecuada involucra la degradación del cartílago, quien es el encargado de proteger la articulación, permitiendo además su movimiento suave, la absorción de golpes y presión, como sucede cuando usted camina; sin la cantidad usual de cartílago, los huesos se rozan, generando más dolor.
 
SÍNTOMAS
  • Dolor articular
  • Rigidez al despertar y/o en el transcurso del día.
  • Inflamación articular
  • Disminución de la capacidad para mover la articulación.
  • Enrojecimiento y calor de la piel alrededor de una articulación.
  • Rigidez articular, especialmente en la mañana.

TRATAMIENTOS COMPLEMENTARIOS

La forma más convencional de tratar esta enfermedad es utilizando esteroides, los cuales a larga plazo generan otras complicaciones, por lo que otros tratamientos complementarios y naturales pueden permitir:
-Alivio del Dolor
-Mejora en la flexibilidad y movilidad
-Retraso o recuperación en el daño articular
-Mejor calidad de vida también anímicamente.
Los tratamientos que utilizamos en clínica, con mayor éxito son:
  • Acupuntura
  • Apitoxina (veneno de abeja)
  • Homeopatía
  • Medicina natural: Cloruro de magnesio, glucosamina con condroitina, cartílago de tiburón

En casa puedes ayudarte con:

  • Dependiendo del caso, compresas calientes o frías. (tu cuerpo te dirá lo que le sienta mejor)
  • Ungüentos anti-inflamatorios con menta, canabis, eucalipto, árnica.

LAS EMOCIONES

También es importante prestar atención a las emociones que una persona con Artritis puede presentar, ya que esta enfermedad no ve la edad, puede afectar desde niños, hasta adultos mayores, y en cualquier caso, el estilo de vida se modifica, llevando en muchos casos a la depresión, presentando síntomas de desgano, irritabilidad, ansiedad y otros; en estos casos, sugerimos utilizas las FLORES DE BACH y/o visitar a un terapeuta de su confianza.