La mejor pastilla para el dolor de espalda

La mejor pastilla para el dolor de espalda

El dolor de espalda es uno de los padecimientos más comunes, que puede transcurrir por corto o largo tiempo, y presentarse una sola vez o a repetición, y puede incluso disminuir la capacidad de tener una vida plena y activa; generando en casos crónicos, un bajo estado de ánimo o irritabilidad.

El dolor es un aviso de que algo en nuestro cuerpo está mal y necesita que sea atendido, por eso, no se debería tratar solamente de deshacernos del dolor porque si, sino más bien, de evaluar la causa, para tratarla.

Entonces… ¿cuál es la mejor pastilla para el dolor?

Dentro de nuestra cultura, la mejor pastilla suele ser la primera que tenemos en casa o aquella que a un vecino o amigo le ayudó en un caso “similar”, estando dentro de estas: diclofenaco, paracetamol, naproxeno, ibuprofeno, dexketoprofeno, entre otros; pero acá la otra pregunta es:

¿Sabes cómo funcionan los analgésicos y anti-inflamatorios?

Básicamente y en resumen, estos medicamentos inhiben, sí!, cortan los procesos y las alarmas que tu cuerpo activa para sanar la causa, silenciando los síntomas, generando en muchos casos que el problema de fondo se agrave con el tiempo y lo que un día da un alivió momentáneamente, más adelante ya no haga efecto.

Entonces la mejor pastilla, es idealmente la que no te tomas o la que te tomas por un corto tiempo, conociendo y entendiendo la causa, ya que el uso de los analgésico y anti-inflamatorios de forma indiscriminada, aumenta cada día más, pensando en quizás será una cura mágica, rápida o que se ahorrará dinero al no visitar a un médico o terapeuta que pueda ayudarte, sin embargo, cada vez se llevan a cabo más estudios que comprueban que estos medicamentos utilizados en exceso y a largo plazo, pueden causar:

  • Ulceras Gástricas
  • Problemas Intestinales
  • Sobrecarga del Hígado

CONOCE TUS LIMITES

Unas de las primeras medidas que puedes utilizar en un estadio inicial de dolor e inflamación es la terapias de contraste que puedes hacer en casa, utilizando en el área: 4 minutos de frío, 2 minutos de calor, 4 minutos de frío, 2 minutos de calor y terminar con 4 de frío, si el padecimiento es leve, con esto podrás sentir mejoría en unos días, si no, sugerimos empezar a pensar en visitar a un especialista.

Nuestra intención no es alarmarte o censurar los medicamentos, ya que hay casos en los que realmente son necesarios, la invitación es a que estés en contacto con tu cuerpo y que cuando el dolor se presente tengas la capacidad de decidir si la “pastilla” va a resolver tu problema o si necesitas ayuda de un profesional, recordando que el dolor debe ser tratado desde la causa y no desde los síntomas.

Conoce nuestros servicios, que resolverán tu dolor desde la causa, dando click aquí.

Artritis

ARTRITIS

Es la inflamación de una o más articulaciones, que genera dolor, rigidez, calor en el área articular, esta, si no es tratada a tiempo o de forma adecuada involucra la degradación del cartílago, quien es el encargado de proteger la articulación, permitiendo además su movimiento suave, la absorción de golpes y presión, como sucede cuando usted camina; sin la cantidad usual de cartílago, los huesos se rozan, generando más dolor.
 
SÍNTOMAS
  • Dolor articular
  • Rigidez al despertar y/o en el transcurso del día.
  • Inflamación articular
  • Disminución de la capacidad para mover la articulación.
  • Enrojecimiento y calor de la piel alrededor de una articulación.
  • Rigidez articular, especialmente en la mañana.

TRATAMIENTOS COMPLEMENTARIOS

La forma más convencional de tratar esta enfermedad es utilizando esteroides, los cuales a larga plazo generan otras complicaciones, por lo que otros tratamientos complementarios y naturales pueden permitir:
-Alivio del Dolor
-Mejora en la flexibilidad y movilidad
-Retraso o recuperación en el daño articular
-Mejor calidad de vida también anímicamente.
Los tratamientos que utilizamos en clínica, con mayor éxito son:
  • Acupuntura
  • Apitoxina (veneno de abeja)
  • Homeopatía
  • Medicina natural: Cloruro de magnesio, glucosamina con condroitina, cartílago de tiburón

En casa puedes ayudarte con:

  • Dependiendo del caso, compresas calientes o frías. (tu cuerpo te dirá lo que le sienta mejor)
  • Ungüentos anti-inflamatorios con menta, canabis, eucalipto, árnica.

LAS EMOCIONES

También es importante prestar atención a las emociones que una persona con Artritis puede presentar, ya que esta enfermedad no ve la edad, puede afectar desde niños, hasta adultos mayores, y en cualquier caso, el estilo de vida se modifica, llevando en muchos casos a la depresión, presentando síntomas de desgano, irritabilidad, ansiedad y otros; en estos casos, sugerimos utilizas las FLORES DE BACH y/o visitar a un terapeuta de su confianza.